La limpieza en seco le proporciona una mayor duración de las prendas, conservando el aspecto de nuevas.

Nunca guarde la ropa sucia o con manchas, con el tiempo la suciedad o las manchas envejecen, se oxidan imposibilitando su eliminación. Lleve las prendas manchadas lo antes posible a la tintorería para que sean posibles de quitar.

No guarde su ropa en lugares húmedos ni las deje en bolsas de plástico.

Embolse sus prendas de tonos claros en fundas de tela.

Nunca retoque una mancha, en el mejor de los casos puede dejar un cerco, pero puede provocar la pérdida del color en el tejido, siendo irrecuperable la prenda.

Limpie juntas todas las prendas textiles que formen parte de un conjunto, tales como cortinas, edredones, cojines para evitar diferencias de color y encogimientos desiguales.

Para el correcto mantenimiento de sus prendas de Piel es aconsejable limpiar estas prendas al menos una vez al año al final de la temporada.

No deje que las alfombras se ensucien mucho ya que son proclives a almacenar ácaros, principales causantes de alergias.

Ponga sus prendas en manos de profesionales

Mantenimiento y limpieza de edredones nórdicos ( plumón y pluma )

El relleno de estos es hidrófilo, es decir, retienen la humedad desprendida por nuestro cuerpo cuando dormimos y la transporta al exterior, manteniéndonos en un clima seco y agradable durante el sueño. Como contrapartida hay que destacar que los edredones de pluma y plumón pueden producir alergias.

CONSEJOS:
Ahueque y airee el nórdico diariamente con el fin de eliminar la humedad absorbida y redistribuir el relleno.
Lea las instrucciones de mantenimiento del fabricante. Es aconsejable para este tipo de géneros utilizar los servicios profesionales de una tintorería.
Normas para reducir la exposición domestica a los ACAROS en personas alérgicas a los mismos::

 

En la limpieza diaria, utilizar aspirador y paño húmedo.

Es recomendable el uso de aspiradoras con filtro HEPA o aspiradoras de agua.

Camas:

Ningún colchón es totalmente “antialergico”, se deben lavar las fundas de colchón cada dos meses a 60 º.

Lavar las almohadas cada dos meses a 60 º.

Lavar las mantas y edredones una vez al mes.